Sábado 20 de Enero | 10:06 hs

A CONTRAQUERENCIA

Cuestión de fe

Casi llegamos a los treinta festejos y San Isidro pesa. Por eso, y por un cartel que no me terminaba de convencer, estuve a punto de quedarme en casa. Sin embargo, bendita afición, sigo sintiendo esa insoportable ansiedad que me obliga a ir a la plaza cuando hay seis toros en los chiqueros esperando ser lidiados. Y si esos toros son de Puerto de San Lorenzo (una de mis debilidades personales), pues no se diga más.

Cuestión de fe

Confieso que no esperaba demasiado de la tarde, pero tenía fe en la ganadería, aunque eso, realmente, no es buen presagio, pues en los toros, sólo hace falta apostar por algo para que falle y salga mal. La Ley de Murphy impera. Una razón más para no faltar nunca a una plaza, pues el día que no estás seguro que se lía una gorda.

Esta vez esa fe fue recompensada y pude ver uno de los toros y encierros más completos de la feria. Es verdad, faltaron cosas, a lo mejor la chispa de otros encastes, pero es que estos toros son así, con el alma fría en el comienzo, pero con un fondo que termina calentando la plaza entera. Menos mal creí.

Y menos mal creyó Daniel Luque, que aunque mostró la mejor versión que Madrid a podido ver de su toreo, sigue teniendo mucho más potencial del que ha dejado ver. Hay razones de peso para pensar que el sevillano puede llegar. Será también una cuestión de fe, de que se lo crea y luego vaya y lo haga. Pero, después de verle en Madrid, he renovado mi confianza en él.

Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos