Sábado 20 de Enero | 10:04 hs

A CONTRAQUERENCIA

Mis respetos

Tuve que digerirlo. La plaza de toros de Las ventas tiene la capacidad de regalarme momentos de emoción inigualables, pero también hay días en los que puede sacar lo peor de mí. Me cabrea de mala manera. Como ayer... Todavía no entiendo a la gente que pitó a los toreros y arrojó almohadillas a su salida. No me explico qué sentimiento ruin o instinto más bajo les puede llegar a generar tanto desprecio por el esfuerzo y la generosidad de unos hombres (vestidos de oro, plata y azabache) que se jugaron el pellejo ante una mala corrida de Victorino.

Porque la corrida fue mala. Con muchos matices, pero sacó el genio alimañoso que hizo famosos estos toros. ¿Que fue emocionante?, vale, puedo asumirlo, si por emocionante entendemos el peligro que rondaba cada embestida, el miedo que se regaba por toda la plaza al ver a unos tíos vestidos de luces pasándolas putas para salir andando de la plaza. Sorteando fieras como gladiadores.

Que esto pase en una corrida de toros puedo entenderlo, son toros y hay que lidiarlos y comprendo que esto genere ese tipo enfermizo de emoción, pero que encima se pite a los hombres que ofrecen su vida en la arena es algo que no puedo tolerar. Sobre todo, si encima se toma a cachondeo su generoso esfuerzo aplaudiendo los toros por ser demonios, con el agravante de que uno de esos valientes hombres estaba en el hule con una herida que le puede quitar de esto. Incomprensible.

Mis respetos

Sentí vergüenza de una plaza a la que respeto muchísmo. Aunque no puedo generalizar, pues ayer ese tendido 7, que tantos cabreos me saca en días en los que quiere ser protagonista, fue el más sensato de todos. Aquellos que tanto protestan, que tanto quieren ordenar las lidias a su manera y que, a veces, la emprenden contra sus toreros "preferidos", ayer no tuvieron ni un mal gesto con los toreros, ni acolitaron los desmanes de los toros. Mis respetos. Ojalá ese respeto que ayer demostraron fuera seguido por todos en días como este y por ellos mismos en sus días tontos.

Hoy quería escribir de otras cosas... hay muchos temas que tocar de una tarde como la de ayer. Supongo que ya lo haré en su momento. Pero hoy sólo quería presentar mis respetos a todos aquellos que se visten de luces, a los que se ponen delante de los toros para que nosotros, desde una piedra, podamos apreciar el arte del toreo y el drama de la lidia. Para ellos, para todos ellos, mis más sinceros respetos. Porque ayer demostraron ser un ejemplo de entrega, de entereza, de valentía y de dignidad. Y mis respetos para todos aquellos aficionados que supieron valorarlo.

Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos