Sábado 20 de Enero | 10:01 hs

EN EL SITIO

El juego de los mediocres

El juego de los mediocres

El empresario señalado como el elegido por Tejero en sus rutas americanas, el salvador de la Córdoba taurina, la esperanza en el sueño de devolver la categoría al Coso de los Califas después de años de torpedeo empresarial, el adalid de la rebaja y el descuento venido de donde Colón llegó perdido, blande al viento en el parking de la plaza de toros de Córdoba la resolución que le confirma como empresario: se hace realidad el sueño americano. Con un serial de morirse; pero de risa. Que son las que entran al ver los carteles de la feria de Nuestra Señora de la Salud 2014. La que le hará falta al valiente que compre un abono para disfrutar de tan excelso acontecimiento.

El califacidio se ha hecho carne. Y de qué manera. Con tensión. En el descuento. A poco más de dos semanas para que empiece la feria, se han confirmado los carteles de la agonía. Ha tenido que ser una juez la que le dijera a la propiedad que sus excusas no eran suficientes para resolver unilateralmente un contrato que está en regla. Bendito derecho. Siempre tan locuaz en lo que lleva implícito. Una bofetada en las intenciones de los propietarios. Sí, en la cara tan dura de los que desean que llegue julio para desentenderse y plantar un cine. Los golpes en el pecho de qué malos son los carteles, mera impostación. La afición se demuestra durante todo el año. También en verano. Y, oh sorpresa, hasta en invierno. En ese momento donde hay que decidir a manos de quién recaerá el compromiso de hacer una gestión peor que la anterior. Que es a lo que vienen los empresarios a Córdoba. Fiarse de lo que digan sin constatar la solvencia del que viene parece que no es un buen método. Está comprobado. Ahora ya es tarde para solucionarlo de manera chapucera.

Y los carteles son otra historia. Una feria con cuatro tardes que parece San Isidro. Seguro que nuestro héroe venezolano escuchó lo de devolver la importancia y se fue a la feria más larga del toreo. Ya me lo imagino gritando eureka al ver las combinaciones perpetradas por Choperita el año pasado. Una mini temporada es lo que ha dado a luz. Así, graciosa; con su cartel mediocre, el interesante, el de figuras y el de rejones. Y todo en menos de una semana. ¡Genio! Seguro que no ha sido por la excusa de irse el año que viene con el socorrido: "El público no ha respondido". A lo mejor el loco soy yo, pero con 6 huecos, y un poco de imaginación, se hace hasta una feria buena. Y aprovechando la sangría de Sevilla, este era el año de Córdoba.

Ahora, mirando atrás, se da uno cuenta de que Ricardo I de los Califas no es tan malo como parece. Ha hecho bueno a Caldas y a Los Chopera. Creo que hasta Fermín Vioque le está agradecido.

Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos