Viernes 19 de Enero | 14:05 hs

CÁTEDRA DEL TOREO

La Preparación del Torero de Plata

¿Debería ser igual que la de un matador de toros?

La Preparación del Torero de Plata

No quería dejar pasar esta semana para hablar de la preparación de los banderilleros. Surge la primera pregunta a la que intentaremos dar respuesta. ¿Debería ser igual que la de un Matador? En los últimos años, estamos observando cómo los toreros de plata se toman muy en serio la preparación física, estilizando su figura, mejorando su seguridad delante del toro y dejando de lado aquella imagen del banderillero físicamente demasiado "descuidado".

Una de las capacidades físicas que un banderillero debería tener bien desarrollada es la fuerza, concretamente la resistencia a la fuerza tanto en tren superior, para aguantar la lidia dominando el capote, colocar los "palos" con eficacia, o echar el capote repetidamente (y sin fatigarse) para que el toro doble lo antes posible, como en tren inferior para soportar desplazamientos los numerosos desplazamientos que tienen que hacer durante su actuación.

Muchos de estos desplazamientos de los banderilleros durante la lidia del toro de su matador, consisten en carreras tanto hacia delante como hacia atrás (y hasta por el callejón) por lo que además del factor fuerza del tren inferior, el compromiso fisiológico se ve muy comprometido, siendo necesaria una buena forma física a nivel cardiovascular para conseguir mejores recuperaciones en el menor tiempo posible.

Otra de las capacidades importantísimas y vitales que un banderillero debe tener es la velocidad, entendida tanto desde la perspectiva de velocidad de reacción como de velocidad de desplazamiento.

Una buena combinación de estos dos tipos de velocidad podrá evitar posibles percances tanto a ellos mismos como a algún compañero. Llegar lo antes posible a un percance depende en primer lugar de la capacidad que se tenga para reaccionar ante un estimulo, en este caso una cogida, y en segundo lugar de la velocidad de desplazamiento.

En este sentido, el aspecto atencional a todos los estímulos sobre la lidia que reciban los cinco sentidos y la agilidad del torero en recorrer la distancia que le separa del lugar de la cogida es vital. No hay peor sensación que la de ver a un torero volteado por un toro y que su cuadrilla tarda  demasiado en llegar, independientemente del motivo.

Desde mi punto de vista, estas son algunas de las capacidades físicas básicas, unidas a la técnica, efectividad en las suertes,  coordinación dinámica general, factor motivacional, artístico y experiencia profesional que un matador tiene que tener en cuenta a la hora de contar con un "equipo" que le ayude a conseguir el triunfo en su  temporada  y/o actuación, remando todos en una misma dirección.

Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos