Viernes 19 de Enero | 14:11 hs

EL TORO

Ese gran desconocido

El toro es la materia prima del espectáculo, el eje de la fiesta

Ese gran desconocido

Siempre se dice que en el toreo, uno y uno no siempre son dos. La complejidad del espectáculo hace que la operación matemática vaya más lejos de una simple cuenta con los sumandos toro, torero y público, los cuales deben de comulgar siempre en armonía.

Pero de los tres, quizá sea el toro como materia prima del espectáculo, el que condiciona en mayor medida el éxito o el fracaso de una tarde de festejo. Así que para intentar comprender un poco más el comportamiento del toro en la lidia, diseccionaremos los aspectos más relevantes en los que gira la conducta del propio animal.

GENÉTICA (INTERNOS)

En este apartado se consideran los caracteres que son trasmitidos por los padres del toro, y anteriormente a éstos les fueron trasmitidos por los suyos, mediante la selección que cada ganadero hace con los reproductores de su ganadería.

Cada criador lleva un ideal de toro en su cabeza, atendiendo a sus gustos o necesidades, y lo busca a través del cruce de determinadas vacas con determinados sementales. Un ejemplo que ilustra esta compleja actividad sería intentar conseguir un perro grande, poderoso y veloz. Y para ello se cruzan una galgo por su velocidad y un mastín por su tamaño y fuerza. La base de la idea es lógica, pero los caprichos de la genética pueden hacer que el resultado del cruce sea un perro con la velocidad del mastín y la envergadura del galgo. Así que como la genética es arbitraria, no siempre los toros heredan las cualidades más positivas de sus padres, las buscadas por su criador.

Estos genes dotan a cada animal de unas características morfológicas y psicológicas, y todas ellas condicionan el comportamiento de cada toro en la lidia.

1- Fisiológicos  Morfológicos

Aquí analizamos el "cuerpo" del animal. El toro de lidia debe de soportar un exigente esfuerzo físico durante la lidia, y por consiguiente su juego se supedita al estado de salud, nutrición, fortaleza... Pero además, al toro se le pide que el citado esfuerzo físico vaya acotado dentro de unas normas regladas por la ley y por la estética. Por ley, se le exige kilos, pelea en varas, tres pares de banderillas y embestidas sin perder las manos. Por estética se le demanda movilidad y que aguante decenas de series con la muleta, metiendo la cara con el hocico a rastras. Para ello una fisionomía inadecuada hará que el animal tenga problemas para agachar el cuello, o soportar más kilos de los que su esqueleto permite. Por lo tanto una conformación proporcionada de su cuerpo ("buenas hechuras" en el argot) presume a priori unas buenas condiciones del animal.

2 - Psicológicos

La bravura, casta, el genio, la mansedumbre... son cualidades o defectos que demuestra la res en su comportamiento. Principalmente la condición básica de un toro de lidia es la bravura, la cual lo impulsa a embestir con entrega y no repudiar la pelea.

Esa bravura va impregnada de otros caracteres que contribuyen a la particularidad de cada hierro. Hay bravura con nobleza, bravura encastada, falta de bravura que degenera en mansedumbre o genio, y decenas de matices como la fijeza, humillación, recorrido, duración, si se abre en el muletazo o se viene por dentro, si embiste templado o dando cabezazos, con ritmo...

EXTERNOS

En este espacio se podría analizar todo aquello que influye a través del entorno al que está sometido el animal, sobretodo desde su salida de la finca. Las condiciones de los corrales (sus dimensiones y suelo principalmente), el tiempo en el que ha estado dentro del cajón del camión, la calor y humedad del ambiente, el manejo del personal de corrales, si ha comido y bebido agua después del viaje, si le han pegado sus hermanos en las corraletas...

Y por supuesto la propia lidia. Derrotar en las tablas, un mal puyazo, tropezar en las telas, mala elección de los terrenos, el viento, o simplemente que un torero no tenga "su mejor día", harán que el toro desarrolle de una forma u otra su comportamiento.

Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos