Martes 16 de Enero | 16:06 hs

HALUROS DE PLATA

Y la luz se atrapó en un soporte físico...

Los primeros pasos de la Fotografía y Tauromaquia

Y la luz se atrapó en un soporte físico...

Nace esta sección con el modesto propósito de semanalmente, contar la relación histórica y continuada entre la Fotografía y la Tauromaquia. No trataremos de seguir un orden cronológico, ni centrarnos exclusivamente en la  Fotografía Taurina. Para los interesados  en la Historia de la Fotografía y la Historia de la Fotografía Taurina, recomiendo vivamente las lecturas de las obras de autores como  Publio López Mondéjar ,Juan Miguel Sánchez Vigil o Manuel Durán,auténticas eminencias en la materia.

Acercaremos fotógrafos taurinos de tiempos pasados al  lector actual y fotógrafos que desarrollando su trabajo en otros ámbitos de la Fotografía, se acercaron puntualmente a la Tauromaquia durante el desarrollo de su obra. En resumen, ver como dos Artes, la Tauromaquia y la Fotografía han interaccionado mutuamente a lo largo del tiempo.

Como por algún sitio hay que comenzar, comenzaremos por el principio. En este caso el nacimiento de la Fotografía, puesto que la Tauromaquia es anterior a ella.  Los intentos de captar imágenes fijas sobre un soporte culminaron en 1839 con la creación por parte de Daguerre (que se basó en los descubrimientos de Niépce) de lo que se denominó el daguerrotipo.

El invento fue presentado en la Academia de Ciencias de París un 7 de Enero de 1839, y el primer daguerrotipo del que se tiene constancia en España tuvo lugar en Barcelona, por parte de Ramón Alabern (que había aprendido la técnica en París, en una de las demostraciones del propio Daguerre) el 10 de noviembre del mismo año, a instancias de la Academia de Artes y Ciencias de Barcelona.  Seis días más tarde se produjo el primer intento daguerrotípico en Madrid, protagonizado por los catedráticos Mariano de la Paz Graells, José Camps y Juan María Pou y Camps.

El nuevo invento fue acogido con entusiasmo por las élites burguesas e intelectuales de España, siendo traducido ya en el mismo 1839 en diferentes ediciones el manual de Daguerre. Siendo una de las más destacadas  la de Hysern y Molleras, "La Exposición Histórica de los procedimientos del Daguerrotipo y del Diorama".

 

Pero fueron los fotógrafos llegados de Francia, Reino Unido, Alemania, Suiza los primeros profesionales de la Fotografía en España. Ellos fueron en su condición de fotógrafos intenerantes los encargados de formar en la nueva técnica a los primeros fotógrafos profesionales españoles. Se ganaban la vida realizando daguerrotipos, pero sobre todo vendiendo equipos e impartiendo cursos para poder usarlos.

El matador Antonio Sánchez “El Tato” (Sevilla, 1831 - 1895), antes de su grave cogida de 1869 Fotógrafo: Leandro, Pamplona, ca. 1860 Albúmina sobre papel, formato “carte de visite”
El Tato (Sevilla, 1831 - 1895), antes de su grave cogida de 1869 Fotógrafo: Leandro, 1860

Con la aparición de nuevas técnicas fotográficas, que permitían la reproducción ilimitada de la fotografía (el daguerrotipo era una impresión única e irrepetible) comienza la proliferación de estudios o gabinetes de Fotografía en las principales ciudades españolas. Primeramente por fotógrafos foráneos venidos a España en busca de un mercado virgen, y posteriormente por sus discípulos españoles.

El picador Bruno Azaña (+ Madrid, 1868) con la vara de picar al hombro Fotógrafo: Jean Laurent, Madrid, ca. 1870 Albúmina sobre papel, formato “carte de visite”
El picador Bruno Azaña (+Madrid,1868) Fotógrafo: Jean Laurent, Madrid, ca. 1870

Entre estos pioneros destacan el británico Charles Clifford y el francés Jean Laurent, autores de una inmensa obra  y que realizaron multitud de instantáneas, que se comercializaban en forma de albúmenes y Museos fotográficos, en los que aparecían vistas de paisajes y monumentos, celebridades sociales y políticas; y como no  retratos de los toreros más famosos de su época. La Tauromaquia como expresión viva de la sociedad, no permaneció ajena al interés de los pioneros de la Fotografía.

La técnica del colodión húmedo, inventado en 1851 por Scott Hacer  permitió reducir drásticamente el tiempo de exposición de cada fotografía, siendo el pistoletazo de salida para el desarrollo de la industria fotográfica, aportando por tanto una reducción de precios y socialización del hecho fotográfico. Fue cuando se popularizó el formato "Carte De Visite", y muchos toreros junto con sus cuadrillas pasaron por lo estudios de los fotógrafos, por toda la geografía española.  Además la reducción de los tiempos de exposición permitió la toma de las primeras imágenes de corridas de toros.

Mosaico compuesto por los toreros españoles más célebres de su tiempo Fotógrafo: Mariano Júdez y Ortiz reproduce o comercializa a partir de un original de Jean Laurent, 1864-1868. Albúmina sobre papel, formato “carte de visite”
Mosaico compuesto por los toreros españoles más célebres de su tiempo Fotógrafo: Mariano Júdez y Ortiz reproduce o comercializa a partir de un original de Jean Laurent, 1864-1868. Albúmina sobre papel, formato “carte de visite”
El matador Felipe García Benavente (Getafe, Madrid, 1850 - 1893) Fotógrafo: Marcelino García Orga, ca. 1876 Albúmina sobre papel, formato “cabinet card”
El matador Felipe García Benavente (Getafe, Madrid, 1850 - 1893) Fotógrafo: Marcelino García Orga, ca. 1876 Albúmina sobre papel, formato “cabinet card”

 

*NOTA: Las imágenes han sido extraídas de la publicación "Primeros tiempos de la fotografía en Zaragoza. Formatos "carte de visite" y "cabinet card". Fondos procedentes de colecciones privadas" (Zaragoza, 2010) de José Antonio Hernández Latas, Investigador Araid de la Universidad de Zaragoza.

Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos