Martes 16 de Enero | 16:11 hs

SANTANDER

Ventura vence a Leonardo y comienza su conquista del Norte

Le ganó con dos a uno el duelo en mano a mano que se batían en el arranque de la feria de Santiago; se lidiaron toros de Luis Terrón

CARLOS PALACIO

Llegaba este domingo la primera de la feria de Santiago de Santander, un festejo de rejones en el que actuaban mano a mano los caballeros Diego Ventura y Leonardo Hernández. Se lidiaban astados de Luis Terrón. Le ganó Ventura a Leonardo con dos a uno el duelo que se batían. 

El primero de Luis Terrón fue un toro embistiendo por arreones, sin ritmo y con violencia. Ventura anduvo muy bien con él, parándolo con Lambrusco, pero tenía tanto poder el toro que lo tornaba en peligro. Con Nazarí lo consiguió templar, arriesgando en el toreo de costado. Le dio el pecho con Remate con las cortas, fallando con el rejón de muerte. Toro muy difícil y seria actuación del cigarrero. Ovación.

El segundo fue un toro mansurrón, con mucha tendencia a quedarse en tablas aquerenciado. Leonardo anduvo bien en cuanto a la lidia, encelando muy bien con Estoque. Los llevó cosidito a la grupa con Calimotxo, obligándolo a embestir con Sol. Alegró con Xarope cuando estaba más parado el animal. La pena fue que nunca clavó con reunión, colocando palos en cualquier sitio, algo que penalizó el respetable junto con el descabello. Ovación.

El tercero fue un toro de buena intención y condición, pero que en el primer rejón de castigo, que cayó bajo y no sangró nada, quedó afectado. Se quedó muy fijo en las cabalgaduras, pero de corto recorrido. Ventura anduvo muy bien, haciéndolo todo a favor de obra con Bronce. Con Sueño hizo las batidas prácticamente en la cara. No estiró los galopes de costado porque el toro no lo requería, pero sí le llegó finalmente con Fino a la cara. Puso un par a dos manos con Remate, matando de rejonazo efectivo, lo que le valió la primera oreja de la tarde.

El cuarto fue un toro que salió desentendido pero que con el primer rejón de castigo se centró en los caballos. Todo fue a menos en cuanto al toro, no en cuanto al torero, pues anduvo Leonardo mimándolo. A lomos de Despacio hizo casi toda la faena, todo muy suave y tirando de él con mucho cuidado para tratar de estirar los galopes y mantener la intensidad del animal. La faena explotó con dos pares a dos manos sobre el mismo caballo. Rejón certero a lomos de Xarope y oreja.

 

El quinto fue un toro bueno, que también comenzó distraído, pero lo asentó rápido sobre Guadalquivir Diego. Lo quiso dejar crudo para cuidarlo mucho y dejar una explosión de rejoneo de Ventura. Muy bien anduvo con Sueño, clavando fenomenal las primeras banderillas. Una banderilla citó al toro y le aguantó la embestida hacia atrás para clavar reunido. A partir de ahí, se entregó la afición de Santander. Galopó de costado y pegó muletazos con el caballo a lomos de Nazarí, cosido a su montura durante una vuelta al ruedo al completo. Con Remate puso las cortas al violín. Mató al segundo intento, por lo que dejó el premio tan sólo en una oreja.

 

El sexto fue el de menos opciones de la corrida. Se paró muy pronto a pesar de tener sólo un rejón de castigo. Le llegó cerca con Calimotxo, pero se fue quedando sin viaje. Un caballo alazán nuevo, de nombre Fuego, le llegó muy cerca, a favor del toro. Colaboró muy poco el animal, pero se atascó todo en el acero. Al final mató mal y debió descabellar. Ovación.

 

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Cuatro Caminos, Santander. Primera de la feria de Santiago. Corrida de rejones. Casi lleno. 

Toros de Luis Terrón.

Diego Ventura, ovación, oreja y oreja. 

Leonardo Hernández, ovación, oreja y ovación. 

5
0
Comentarios
CULTORO PROYECTA SL Contacto Publicidad Aviso legal Política cookies
Calle Platerías número 41, Colmenar Viejo 28770 - Madrid - España - redaccion@cultoro.com
Desarrollado por: CMS Peridicos